17.9.13

Descubriendo la plastilina

¡¡Otro gran HIT de este verano ha sido la PLASTILINA!!

¡¡Es un juego buenísimo!! Ayuda a desarrollar la PSICOMOTRICIDAD FINA, a diferenciar los COLORES, a relacionar los colores con la realidad (verde como el árbol), a reconocer FORMAS y a desarrollar el sentido de la IMAGINACIÓN y CREATIVIDAD

En mi caso compré una plastilina para niños pequeños de la marca Play-Doh, de estas que se pueden comer e, incluso, no llevan gluten pero también podéis hacer vuestra propia plastilina casera y comestible. ¡Con un niño pequeño en casa nunca se sabe! Greta evidentemente, la probó a las pocas horas de comprarla y saber que es comestible da muchísima tranquilidad. Cuando lo hace, escupe unas babas fosforitas muy asquerosillas... y ya está. Curiosamente a los perros también parece gustarles... el de mi hermana las cogía con la boca y salía disparado a comérselas. 

Greta, al principio, alucinaba con esa masa que su mama chafaba y modelaba con la mano haciendo figuritas y cortándola en moldes. Luego pasó a dirigir el juego pidiéndome mil formas diferentes (‘asón, trella, coche, posa,...’) y finalmente, se lanzo a hacer cositas ella solita. Evidentemente con mi ayuda, pero es alucinante lo rápido que mejoran los niños sus habilidades motoras. Ahora sabe chafar ella solita la plastilina, hacer formas (con el molde), ir rompiéndola en trocitos, le encanta ver la forma de sus manos y pies en la masa, etc. 

Via Gingham Cherry
Además la plastilina estimula mucho la imaginación, hemos hecho pasteles, comido cientos de ‘tutunas’ (aceitunas), vivido entre estrellas, cortado carne, amasado pan, mezclado colores, etc. 
Via Manualidades y pretecnología

En definitiva, es un juego sencillísimo, con el que generalmente los papás también nos lo pasamos muy bien, y que a los niños pequeños les aporta muchísimo aprendizaje y diversión.

¿Lo habéis probado ya? ¿Les gusta?


Via Happy Toddler

¡Feliz martes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada