18.12.13

¿Más juguetes?



Estamos siempre diciendo que los niñ@s tienen demasiados juguetes, y es verdad. Están tan acostumbrados a tener tanto de todo tipo que a la mitad de cosas no les hacen ni caso, y a veces acaban jugando con cualquier cosa nuestra  como un llavero, unas pinzas de tender, unos tuppers,... ¿Os suena? 

Pero claro, se acerca la llegada de Papa Noel y los Reyes Magos, la ilusión de los peques por hacer la carta, su "preocupación" por si han sido buenos, cuántos y que regalos les traerán... Y la verdad ¿quién es capaz de dejar a un niño sin que le traigan regalos?

Hay varias soluciones para evitar la acumulación en estas épocas, una de ellas y aprovechando la ilusión mientras hacemos la carta, es revisar y seleccionar aquellos juguetes con los ya no jugamos, están medio rotos o no les gustan,... y ponerlos en cajas para darlos a otros niños que por razones x no tendrán ningún regalo:  centros de acogida, orfanatos, escuelas, hospitales, ONG y también en las campañas de recogida de juguetes

 
HACIENDO ESTE GESTO...
No sólo habremos compartido la ilusión con otros niños
También hemos enseñado generosidad a nuestros hijos.
Y por supuesto estaremos evitando la acumulación de juguetes.

Y es que yo creo que cuantos más juguetes tenga un niño menos juega, porque se ve desbordado, no sabe que escoger y acaba cogiendo siempre lo mismo. Durante el año lo que hacen muchas mamás y me gusta, es ir sacando y guardando determinados juguetes por épocas. De esta manera le limitamos la cantidad y como los vamos rotando cuando le sacamos los que están escondidos les hace mucha ilusión, y seguramente jugarán más con esa muñeca, que si la hubiera tenido allí a la vista durante semanas.


ESTE EXCESO DE JUGUETES
PROVOCA EN LOS PEQUES...
Estén sobreestimulados
No tienen la oportunidad de "aburrirse", de tolerar su frustración y de poder desarrollar la imaginación.
O al revés, de tanto que tienen, se aburren ¿quién no ha visto a un niño rodeado de juguetes diciendo "me aburro"?
No desarrollan su espontaneidad ¿os acordáis?
No valoran lo que tienen ni el esfuerzo que cuesta conseguirlo.
 

En estas fiestas reciben tantos regalos que los abren por inercia, sin valorar, ni casi mirar lo que hay dentro... porque la emoción de ver taaantos paquetes con su nombre les hace tener prisa para abrir el siguiente y el siguiente...

Así que este post va para mamás y papás, tíos, abuelos,... a los pajes de los Reyes Magos y a los ayudantes de Santa Claus...  

Tenéis que traer ilusión, cariño, felicidad a los más peques y es normal que sea en forma de pelota, bicicletas, cuentos y muñecas pero no por más regalos estaremos haciéndolo mejor, al revés, cada paquete de más quita valor al anterior.
 
¡Felices Fiestas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada