11.11.14

Blue bizcocho




Hoy os quiero compartir una receta de lo más resultona y divertida pero super sencilla para que l@s más manazas o l@s niñ@s sol@s puedan marcarse un tanto. El tradicional bizcocho de yogurt pero en versión AZUL. Si, si. Habéis leído bien:

BIZCOCHITO BLUE 

Pablo con 3 años ha sido el artífice (con la supervisión de mami Sandra) de este bizcocho. Así que si él puede, tu también.

Hacía días que Pablo me pedía hacer un bizcocho ya que en uno de sus cuentos favorito, TEO prepara uno para compartir con sus amigos. Pero para romper con los estándares y aportarle un poco de emoción al tema decidimos darle un toque de color. Y claro… quien conoce a Pablo sabe que es alias Mrs. BLUE. Así que el bizcocho no podía ser de otro color. Pero ya sabéis que para gustos… ¡COLORES!

Así que como hace TEO, cogimos el carrito de la compra y nos fuimos al supermercado a comprar todos los ingredientes. Si involucras a los peques en todo el proceso de elaboración es mucho más divertido. Pablo ahora ya se sabe de carretilla todos los ingredientes para hacer un bizcocho. Mi futura nuera me lo agradecerá (o no) algún día… jajajaja

Sin más preámbulos…. ¡MANOS A LA OBRA!

INGREDIENTES: 
  • 1 yogurt natural o de limón 
  • 2 medidas* de azúcar 
  • 3 medidas* de harina 
  • 1 medida* de aceite de oliva 
  • 1 sobre levadura en polvo 
  • 3 huevos 
  • Ralladura de limón (al gusto) 
  • Colorante alimentario AZUL 
  • Mantequilla (para untar en el molde) 
  • Azúcar glas (para decorar) 
* ¡Utiliza el envase vacío del yogurt!




PASO A PASO:

Calienta el horno a 180ºC.

en un recipiente todos los ingredientes, -menos el colorante alimentario que lo reservamos para el final- y mézclalos hasta conseguir una masa uniforme. Por una vez, no importa el orden.

Nosotros empezamos por el yogurt natural ya que necesitábamos el recipiente para las medidas de azúcar, harina y aceite.

Por otro lado, los huevos se pueden batir o no. Ahí cada uno con su ‘librillo’. Eso si… ¡sin cáscara!

Una vez conseguida una masa homogénea hunde el dedo sin temor dentro de la masa y ¡PRUEBA! Es importante ir probando para ir corrigiendo o adaptando la masa al gusto de cada uno.

¿Está buena? Si quieres puedes añadirle un poco de canela o vainilla o más ralladura de limón.

Una vez has conseguido una masa a tu gusto, vierte el colorante alimentario y mézclalo hasta conseguir un color uniforme. Nosotros utilizamos el colorante de Dr. Oetker que hay para bizcochos. Es fácil de utilizar y dosificar por su textura gel. Además los encontraréis en el super. Vienen en una cajita con 4 colores básicos: azul, verde, rojo y amarillo que puedes mezclar entre si para conseguir otros colores. Como Pablo es Mrs. BLUE no hubo dudas en la elección del color.

Coge el molde y úntalo con un poco de mantequilla y polvorea un poco de harina. Es para evitar que se pegue el bizcocho y minimizar las ‘desgracias’ al desmoldar. No todos somos unas manitas como Úrsula.

Vierte la masa en el molde y ¡AL HORNO! Colócalo en la bandeja inferior unos 40-45 minutos.

Como el tiempo puede variar en función de las características del horno, las dimensiones del molde, etc… os comparto mi truco del almendruco que nunca falla: prográmate una alarma a los 30 minutos y pincha el bizcocho. Si el palito sale con restos quiere decir que todavía no está. Repite la acción cada 5 minutos hasta que el pincho salga limpio.

Deja reposar, fuera del horno, 15 minutos el bizcocho antes de desmoldarlo. Ahora decóralo como quieras! Con azúcar glas… nutella… lacasitos… y ¡A DISFRUTAR!




Ñami…ñami… ñami… Hasta el Monstruo de las Galletas se ha pasado al BIZCOCHITO BLUE!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada