26.2.15

A las mamás, ¿se nos va el tiempo?


Hoy el post es una reflexión... o una rayada o simplemente un conjunto de pensamientos. La cuestión es que últimamente estoy obsesionada con el tiempo, me refiero a aprovecharlo al máximo, que no digo que no sea malo hacerlo, pero a veces, me gustaría saber disfrutar de no hacer nada o de pasear sin rumbo o de estirarme en el sofá y no pensar en nada,... y no tener la sensación de estar perdiendo el tiempo. ¿Entendéis a lo que me refiero? Que no estoy diciendo que no disfruto de cada momento, claro que si y mucho, pero quizás tendría que aprender a vivir más el presente sin pensar tanto en lo que haré luego, la semana que viene o el fin de semana. 


  • En el trayecto en bus aprovecho para contestar whats'up y mails...
  • Mientras mi peque hace la siesta aprovecho para hacer algo de trabajo o de la casa...
  • De camino a recoger a mi hija aprovecho para llamar a alguien que hace días tenía pendiente llamar...
  • Mientras hago la comida cojo el i-pad y aprovecho para mirar no sé que...
  • Y así... ¿También os pasa? ¿Si, no? ;) 

Supongo que es normal tener este ajetreo de "asuntillos" que se solapan unos con otros y que hacen que la palabra "logística" sea la más utilizada por mi últimamente... En definitiva ser madre, trabajar por mi cuenta, tener un blog y estar embarazada no es fácil, al fin y al cabo el día tiene 24 horas. Por no contar que intento acudir al máximo de planes que se montan con mis amigas y que me encanta dedicar tiempo a mi pareja, y dormir ¡claro!

Uno de mis propósitos de hace unas semanas, y más aún ahora que releyendo todo esto ya me estoy agobiando (jajaja) es aprender a disfrutar del tiempo, dejar que fluya, ir sin reloj (esto ya lo hago los días que no trabajo), hacer una cosa después de la otra, aprender a ir en bus mirando por la ventana, ir a recoger a mi hija viendo escaparates, sentarme en el sofá y por qué no hacer zapping o hojear una revista, jugar con mi peque sin preocuparme de la hora, etc. 

¡aiiiiiixxx y es que desde que soy madre y embarazada del segundo se me ha acentuado demasiado el control del tiempo! " tengo 5 minutos para no sé qué, faltan 20 minutos para no se cuantos, en una semana tengo que bla bla bla, etc" ¡¡mi vida parece una contrareloj!!

Por que no se pierde nunca el tiempo, porque creo que hagas lo que hagas sea mucho o poco, siempre es provechoso, porque tener la mente en blanco durante unos minutos es genial y sanísimo.

Y después de esta... ¿reflexión? que la estoy escribiendo mientras mi hija duerme la siesta y esperando a mi marido para comer, jajaja, me voy a tumbar en el sofá, a disfrutar de unos minutitos de silencio, de soledad, de relax, en definitiva de unos minutitos para mi. :-)



¡Feliz día!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada