16.10.13

Contar cuentos


Érase una vez... había una vez... en un país muy lejano... hay infinitas formas de empezar un cuento, igual que hay diferentes formas de contarlos...
 

Pero ¿POR QUÉ LOS CUENTOS
GUSTAN TANTO A LOS MÁS PEQUES?

Porque les llevan a empatizar con el mundo exterior.
Porque les entretienen y les divierten.
Porque siempre tienen un final feliz.
Porque les hacen sentir un súper héroe o una guapa princesa.
Porque a los protas casi siempre les pasa lo mismo que a ellos ;)
Porque viven y sienten aventuras sin salir de la habitación.
Porque es un momento junto a mamá o papá.

 
Y la verdad es que la hora del cuento es de los mejores momentos del día para muchos niñ@s, así que hay que hacer que sea un momento especial. Si nosotros disfrutamos contando la historia, despertaremos su interés por la lectura, no lo verán como algo "que hay que hacer" sino como algo "que me gusta hacer". Por eso es tan importante contar cuentos por el mero hecho de contarlos, gozando de ellos, aunque también se obtengan otras cosas como por ejemplo ayudar a conciliar el sueño o aprender a leer.

Y es que los cuentos crean un espacio donde el peque se siente seguro, con cada historia siente emociones nuevas del mundo exterior que le hacen brotar también emociones ya vividas.
 


¿Y CÓMO LOS CONTAMOS? 

Es importante que le pongamos entusiasmo, la voz que utilicemos transmitirá con cada palabra diferentes emociones.

Uno de los secretos para que faciliten su atención es la repetición, es básico repetir frases, ideas,... porque a los peques les encanta adelantarse.

La historia y el vocabulario que sean sencillos, no hacen falta demasiados detalles ni adjetivos, así ellos crearan a su manera las imágenes en su cabecita.

Fijémonos en el peque, en lo que más le interesa... y que participe ¿y qué crees que hizo la ovejita entonces?

Podemos hacer que los personajes sean de características parecidas a nuestros hij@s, en edad, preferencias... así les será mas fácil vivir la historia o por ejemplo, que los protas sean animales, porque los niños empatizan mucho con ellos!

Al final les podemos sorprender con algún objeto secreto escondido... o ayudarnos con alguna marioneta, alguna canción, onomatopeyas,...

 

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE CONTARLES CUENTOS? 

Enriquecen el vocabulario y por tanto la fluidez verbal.
Ayudan en la organización, la planificación y la atención.
Estimulan la secuenciación temporal (antes, ahora, después,...)
Contados con placer haremos que les guste leer y aprendan otros idiomas.
Potencian la imaginación y la creatividad.
Ayudan a desarrollar la inteligencia emocional.
Les ayudan a crecer porque les enseñan y educan.

...y lo más importante mejoran la relación con nuestros peques, es un tiempo compartido, de calma, de diversión... ¿a quién no le gusta que le cuenten un cuento?


Y colorín colorado este post ya está contado... ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada