10.10.14

Parque de Animales Salvajes en Les Angles




Si hay un sitio genial al que hemos ido este verano y que Greta no va a olvidar, este es sin duda el Parc Animalier que hay en Les Angles.

¡Lo pasamos pipa conociendo los animales salvajes que viven en estas montañas del Pirineo!


Este parque está a 45 minutos de la frontera de Puigcerda con Bourgmadame. La entrada al parque está al lado de las pistas de esquí y la reconoces por una pequeña caseta rústica de madera. El Precio de la Entrada es de 14€ un adulto, 12€ los niños y los menores de 4 años van gratis. 


Tal cual sales de la caseta estás en medio del bosque entre flores, frambuesos y pequeños arbolitos. Es un gusto, porque no se oye nada que no sean pajaritos y los animales se les ve muy bien cuidados y contentos en su ambiente.

Lo mejor de este parque es que los animales están en su propio hábitat y  generalmente todos tienen un espacio bastante grande para moverse. 


Un detalle que me gustó mucho es que algunos animales como los muflones o los Isards no tienen valla que los separe de los que paseamos atónitos entre ellos. Únicamente una cuerda nos separa. Así los niños aprenden también a respetar a los animales porque si les molestas se van o quizá se enfadan.



Unas recomendaciones antes de ir:

1. NO ir con COCHECITOS a menos que sean de treking. Como mujer poco práctica que soy, me traje a Lucas, de 2 meses en el cochecito (Bugaboo) que evidentemente NO es un cochecito para ir por la montaña. Como nos dijeron que el camino no estaba mal me quise hacer la aventurera y al final tuve que cargar con ayuda el cochecito unas cuantas veces, más de 15 tranquilamente. Eso si... ¡¡¡Lucas más que frito!!!

2. IR CON NIÑOS MAYORES DE 3 AÑOS y que ya estén acostumbrados a caminar. Ya que para Greta fue demasiado con 2 añitos y medio. En muchos momentos tuvimos que llevarla en brazos porque no podía más (lloros incluidos).

3. LEVANTARSE PRONTO para estar allá por la mañana. Así tenéis todo el día para visitar el parque sin prisas disfrutando de cada uno de los animales y analizando sus pisadas.

 3. TRAER UNA BUENA DOSIS DE PACIENCIA, COMIDA y MERIENDA. Porque con niños pequeños todo es mucho pero que mucho más lento.



El Parque tiene 2 recorridos


  • El cortito que supuestamente dura 1 hora y es de 1,5 Km en el que ves Ciervos, renos, jabalíes y osos principalmente.
  • El más largo que supuestamente se hace en 2 horas y es de 3,5 Km.  Aquí se ve de todo:
    • Ciervos
    • Jabalíes
    • Muflones
    • Marmotas
    • Osos
    • Lobos
    • Bisontes
    • Isards
    • Renos y algunos más


¡¡Nosotros valientemente hicimos el largo y tardamos 5 horas o más en hacerlo!! ¡¡TODA UNA AVENTURA!! Os preguntaréis por qué, verdad? 
  • porque éramos 12, 7 niños menores de 5 años y 5 adultos, 
  • porque nos paramos en todas y cada una de las huellas de animales tan chulas que hay a lo largo del camino, 
  • porque disfrutamos a tope de cada animal, 
  • porque paramos en una de las áreas de picnic todos a comer, 
  • porque tuvimos que descansar para reponer energías, 
  • porque dimos de comer a los renos (Greta se hubiese pasado el día cogiendo hierba y dándosela a los animales. Si fuese por ella creo que aun seguiríamos allí ;-)


Volvimos a casa con un super repertorio de animales  en mente y enamoradas de los ciervos. 


Por suerte también se nos quitaron muchos miedos de la cabeza. 

Greta ya no tiene miedo ni a los lobos (gracias Caperucita Roja, 7 Cabritillos, ...) ni a los osos. ¡yupi!






Y ese día se fue FELIZ,  HECHA POLVO y con ganas de volver a ver a sus AMIGOS los LOBOS a la cama. :-)


¡¡¡FELIZ VISITA!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada