6.11.13

Estimular a un bebé de 1 mes

Estimulación del bebé recién nacido

Cuando llega un bebé a casa, llena rápidamente tu vida, inspirando todo tu amor y tu alegría pero también toda tu responsabilidad ;) ... Que duerma bien, coma lo suficiente, haga cacas, vaya limpio, reciba la estimulación adecuada... Todo un trabajo ¡sobretodo para una madre primeriza! 

Las primeras semanas vas notando como cambia, está más despierto, se va moviendo más y poco a poco va incrementando su curiosidad... ¡es el momento de proporcionarle los estímulos adecuados para ir estimulando todos sus sentidos! Y como psicóloga infantil y madre recién estrenada os puedo asegurar que es un gran momento ver y descubrir como mi peque va "recibiendo" al mundo ¡y lo que nos queda! 

Os proponemos y explicamos los juegos y ejercicios que nosotras hemos ido haciendo.


 

TACTO
 
Colocamos objetos de diferentes texturas, formas y tamaños en sus manitas.
 
Caricias, muchas caricias, podemos aprovechar los momentos en que les cambiamos  (que el primer mes son muchíiiisimos) o mientras les damos el pecho o el biberón.


 

AUDICIÓN
 
La voz de mamá es una garantía de seguridad y paz. Le encantará que le cantemos y le hablemos ¡esta vocecita ya la conocen del embarazo!

Sentadas en una mecedora y cogiéndole en nuestro regazo, le podemos susurrar primero por un oído y luego por el otro (los dos tienen que estar igual de estimulados). O simplemente dejar que oiga nuestra respiración y nuestro corazón.
 
Pasear por la casa con nuestro bebe en brazos para que se familiarice con los sonidos cotidianos que le darán seguridad.
 


VISIÓN
 
Enseñarle figuras en blanco-negro ¿Os acordáis del post de ayer?
 
Sentadas en el suelo ponemos al bebe entre nuestras piernas flexionadas sujetando su cabecita para que nos mire a los ojos (a unos 20-30cm. ) Si le sacamos la lengua de forma exagerada, sorprendentemente ¡nos imitará! y veremos como intenta sacar su lengüita... ¡Es genial estas primeras experiencias de interacción con tu bebé!
 


PSICOMOTRICIDAD
 
Cuando nacen están flexionados, si les vamos poniendo encima de nuestra cama o en una alfombrita, boca arriba, irán descubriendo su cuerpo, disfrutando de sentirse "libres", se irán moviendo más y empezaran a adquirir dominio sobre sus miembros.
 
Para ayudar a  la simetría corporal, al dar el pecho o el biberón ir cambiándolo de brazo, así los dos lados del cuerpo tendrán las mismas oportunidades de ser estimulados. También cuando duerme fijarnos que la cabecita no vaya siempre hacia el mismo lado.
 


En el primer mes, su mundo interno aun no está suficientemente maduro, hay que evitar pedirle muchas respuestas de relación con el mundo exterior como sonrisas o miradas. Tampoco es bueno la hiperestimulación, ni interferir en sus necesidades de sueño, hambre, serenidad... Los papás tienen que ir adaptándolo al ajetreo de sus vidas paulatinamente. 

Y creo que lo más importante es que nuestro bebe esté cerca de su mamá, porque este misterioso vínculo que le une a nosotras le beneficiará más que cualquier otra cosa.

Amor, ternura, besos, caricias... ¿y es que, quién al ver un bebé se resiste a no achucharlo?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada